martes, 8 de febrero de 2011

Felix Gonzalez-Torres: Inestabilidad y potencialidad para el cambio

Una gran retrospectiva del artista cubano Felix Gonzalez-Torres (1957-1996) se exhibe en el El MMK Museum für Moderne Kunst de Frankfurt. Incluyendo cuadros rara vez vistos y conocidos, esculturas, obras fotográficas y proyectos públicos, esta gran exposición titulada  Felix Gonzalez-Torres. Specific Objects without Specific Form refleja el alcance total de la carrera corta pero prolífica de este excepcional artista. 
Nacido en Cuba, González-Torres se instaló en Nueva York a finales de 1970, donde estudió arte y comenzó su práctica como artista antes de su muerte prematura, a la edad de treinta y ocho años, debido a las complicaciones relacionadas con el SIDA. 
Participó en trabajos colectivos de arte con el Group Material en la década de 1980. Fue un activista social comprometido y, en un tiempo relativamente corto, desarrolló una profunda influencia de los trabajos en relación crítica con arte conceptual y el minimalismo, mezclando la crítica política, el impacto emocional y su interés fundamental en las formas, concretadas por una amplia gama de medios artísticos, que incluyó dibujos, esculturas y carteles públicos.
Hoy, su obra se considera innovadora e influyente para las generaciones posteriores de artistas. Como punto de partida para sus creaciones utilizó a menudo objetos de la vida cotidiana, tales como relojes, espejos y lámparas.
Sus trabajos más conocidos incluyen grandes cantidades de dulces y pilas de papel amontonadas de los que se sirven los visitantes. Con estas obras minimalistas y con sus guirnaldas de bombillas de luz, González-Torres exploró la relación entre el tiempo del arte y la existencia humana. 
El sentido de estas obras de arte se basan, al igual que en gran parte de lo que hizo, en una inestabilidad y potencial para el cambio de conceptos. El resultado es un cuerpo de trabajo profundamente humano, íntimo y también frágil, ya que tiende a desestabilizar las certezas aparentemente inquebrantables: la obra de arte es estática e inmanente, el autor es el que termina la obra o una exposición es un lugar para mirar, pero donde no se puede tocar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada