domingo, 14 de agosto de 2011

Arqueología en un futuro posible

El artista británico Tony Cragg (Liverpool, 1949) está considerado como uno de los escultores vivos más importantes del mundo. Por estos días su obra se expone simultáneamente en cinco ciudades: Venecia, Dallas, Duisburgo, París y Edimburgo, aunque es en ésta última donde se da  la más completa y atractiva de sus exposiciones.

Efectivamente, la Galería Escocesa de Arte Moderno muestra lo último de Tony Cragg, reconocido como figura central de la generación de escultores británicos surgida a finales de los años 70. Tony Cragg: esculturas y dibujos se centra en trabajos monumentales como Declination (2004), Outspan (2006) y McCormack (2007) realizados durante los últimos quince años, junto a un número significativo de obras anteriores que permiten apreciar la evolución del artista.
Este escultor es recordado por sus trabajos de finales de los años 80 como los famosos frascos de mermelada, botellas de detergente retorcidos y toda clase de objetos encontrados de plástico de colores brillantes, que realizó como expresión sintética de lo que el autor prevé que serán los objetos arqueológicos que aporten información de nuestra cultura actual a los seres que visitarán nuestro planeta dentro de varios siglos.
Cragg ha desarrollado un enfoque de investigación intuitivo en su escultura, utilizando una extraordinaria variedad de materiales. Desde mediados de la década de 1980 ha trabajado extensamente en otros materiales tales como bronce, vidrio, acero inoxidable y madera.
Tony Cragg hizo Britain Seen from the North durante una visita a Gran Bretaña en 1981, cuando sintió que la nación estaba plagada de dificultades sociales y económicas. La figura de la izquierda es un retrato del artista. Cragg vive en Alemania, por lo que aunque Gran Bretaña es su país natal, la visitó viéndola con los ojos de un extraño. El trabajo se compone de muchos objetos individuales, dispuestos en el muro para formar una imagen más grande. Esto ha llevado a que su obra se describa como una "relación de la parte al todo, una idea derivada de la física de partículas”.
La instalación Cumulus está conformada por recipientes de vidrio que han sido tratados con chorro de arena para lograr un acabado transparente lechoso. Se advierte que lo que sería un lento proceso de erosión, se aceleró aquí por el uso de la tecnología moderna. Cada nivel de los vasos, botellas y cuencos parecen sostener la plataforma de arriba.

Cumulus es una "acumulación", un término que describe la práctica escultórica mayoritaria de Cragg, es decir la recolección y organización de los objetos encontrados, con referencias a la geología y la arqueología, pasado y presente, la naturaleza y la cultura.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada