viernes, 30 de julio de 2010

Subvertir el orden urbano


Se realiza actualmente en Essen, Capital Europea de la Cultura RUHR.2010, una gran muestra en toda la ciudad denominada Hacking the City. Este es un proyecto innovador que reacciona a los cambios en las estructuras del espacio público, la movilidad y la comunicación en la ciudad. A diferencia de otros eventos similares, en Hacking the City no solo participan artistas profesionales, sino también diseñadores, profesionales de la comunicación, artistas callejeros y músicos.
El evento se pregunta: ¿Cómo es la vida pública, la cultura democrática, la cultura moderna y la resistencia articulada en el arte? ¿Qué formas se utilizan, qué puede ser revivido, qué modelos de artistas y activistas se pueden seguir?
La práctica de la Cultura Hacking está cada vez más extendida entre los artistas que actúan lejos del mercado del arte y de las exposiciones convencionales. Los seguidores ponen en práctica diversos tipos de acciones y estrategias como el adbusting (contrapublicidad), apropiación indebida, irritación y trastornos, las formas de hacktivismo, acciones flash mob, recreaciones, performances, escultura en el espacio público, investigaciones ocultas, acciones clandestinas, eventos dirigidos a través de Internet o teléfonos móviles. Estos ya no se limitan a las zonas urbanas de espacio exterior como un lugar de acción y trabajo, sino también a la World Wide Web (sitios web, plataformas de vídeo, servidores, etc.).
El Hacking urbano se convirtió en una práctica artística en los años 90. Los motivos para desarrollar esta estrategia artística fueron los temas políticos, sociales, así como los temas puramente creativos. En Estados Unidos, el hacktivismo fue inicialmente más visible que en Europa. Grupos como Adbusters organizaron campañas contra grandes empresas estadounidenses y conglomerados de medios, desafiaron los hábitos consumistas de sus conciudadanos, interpretaron piezas de teatro y otras acciones delante de las cámaras de seguridad.
En Europa también ha sido una práctica cultural, con estrategias de subversión desarrolladas a lo largo de diferentes géneros artísticos. Estas estrategias siguen la lógica de los hackers: la participación en otros sistemas, encontrar un camino de entrada y después la introducción de aplicaciones que cambian o amplian los límites y utilidad de ese sistema.

Los artistas participantes en Hacking the City  son: Boran Burchhardt, Peter Bux, Brad Downey, San Keller, Knowbotic Research, Christin Lahr, M+M, !Mediengruppe Bitnik, Richard Reynolds, Jörg Steinmann, Michelle Teran, Stefanie Trojan, Annette Wehrmann y Georg Winter. Otros proyectos solo se pueden percibir en esta página web.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada