lunes, 22 de noviembre de 2010

Estética política en Mona Hatoum

La reconocida artista Mona Hatoum (Beirut, 1952) expone en la Fundación Marcelino Botín en Santander, España,  un grupo selecto de obras que ha realizado en los últimos cuatro años y que reflexionan sobre la vivencia colectiva y la naturaleza crítica de la creación contemporánea.
La muestra titulada Le Grand Monde, abierta hasta enero de 2011, ha sido curada por  Chus Martínez y contará con trabajos emblemáticos de Hatoum como Hot Spot II (2006) y Undercurrent (red) (2008), junto a otras piezas directamente vinculadas a la experiencia personal de la artista remitida al exilio, el dolor, el destino y las crisis identitarias, que podrían provocar en el espectador reacciones contradictorias de atracción y rechazo.
Es muy interesante el análisis que realiza la curadora Chus Martínez sobre una de las obras más significativas de la exposición, Hot Spot II. Ella dice: “la obra activa una comprensión de la diferencia que existe entre saber que el conflicto existe, que tenemos acceso a múltiples formas de representación del mismo y la dimensión de lo que uno ha vivido, de lo que sabemos, de nuestra percepción, incluso dentro del caos, de que hay un orden. Al mismo tiempo, la obra no ilustra este segundo estadio de ninguna manera. Al contrario, el trabajo es el fruto de una toma de decisión: hacernos pensar en una imagen irrepresentable y contra el sentido común: que todo está en rojo. Sería erróneo referir este o cualquier trabajo a la necesidad de formular un juicio ético por parte del espectador. Esta operación tiene que ver con un interés profundo por la relación entre representación y abstracción. La imagen es clara, el globo aparece, el mundo está representado. Y, sin embargo, todo a permanece en el ámbito de la construcción mental, más aún la total incandescencia. La perspicacia de una artista como Mona Hatoum es ayudarnos a dramatizar los límites de la imaginación, los límites de nuestra comprensión al fin y al cabo”.
La artista se sirve de objetos domésticos y del propio cuerpo humano para ahondar en la condición de lo propio y en las problemáticas inherentes a la convivencia. En el núcleo de estas nuevas obras se encuentra también una honda reflexión en torno a los límites del lenguaje.
Mona Hatoum, residente en Londres desde 1975, es autora de performances, instalaciones, vídeos y esculturas por los que fue nominada al Turner Prize en 1995 y en julio pasado ganó el Premio Käthe Kollwitz otorgado por la Academia de las Artes de Berlín, lo que reseñamos en este blog.  Su obra se ha mostrado en el Museum of Contemporary Art de Chicago, la Tate Modern londinense o el Centre Pompidou.

Es muy atrayente la visita virtual a Le Grand Monde que puedes realizar en la Web de la Fundación Botín. Permite recorrer el espacio y desde un determinado lugar de la exposición mirar en cualquier dirección, así como hacer zoom para observar cualquier detalle que nos rodea de una manera panorámica. Además, incorpora una Galería de Obras que permite navegar por cada una de las piezas expuestas y obtener información multimedia de cada una de ellas. La visita virtual no sustituye la experiencia de ver y sentir de cerca las obras y el espacio, pero es una forma atractiva y formativa para los que no podemos acudir físicamente a la sala de exposiciones.
Para que tengas una mejor aproximación al significado de los trabajos, en esta página de Másdearte.com puedes ver y escuchar a Mona Hatoum explicando sus obras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada