domingo, 31 de octubre de 2010

La intersubjetividad genera el arte hoy


El reconocido artista brasileño Ernesto Neto (Rio de Janeiro, 1964) tiene una muestra abierta hasta el 2 de enero de 2011 en el Astrup Fearnley Museum of Modern Art de Noruega. La exposición titulada Intimidad presenta un conjunto selecto de trabajos de los últimos diez años. El objetivo ha sido poner de relieve la diversidad de las ideas artísticas, las innovaciones y propuestas plásticas dentro de su obra.
El público podrá experimentar la sensualidad y la belleza de sus ingrávidas esculturas (Desiring a Horizon of Gravity, 2005, While Nothing Happens, 2008 y Variation on Color Seed Space Time Love, 2009,  así como esculturas arquitectónicas como Stone Lips, Pepper Tits, Clove Love, Fog Frog, 2008. Los asistentes están invitados a participar y ser envueltos por otras instalaciones que son totalmente táctiles y penetrables, así como piezas de Neto ubicadas en el piso, que invitan a los espectadores a caminar, sentarse o descansar literalmente sobre las obras.
En un primer golpe de vista el conjunto de trabajos de Neto puede parecer abstracto, pero sus significados son más profundos y más complejos de lo que la superficie puede sugerir. No sólo existe una interrelación entre el trabajo, el contexto y el espectador de una manera sensorial, sino con una fuerza física también.
Es así como, la obra de Neto se aprecia mejor al inducir a un estado complejo de intersubjetividad entre las formas y los materiales, como la formulación de un "paisaje" (Densidade e Buracos de Minhoca, que se estrenó en la Bienal de Liverpool en 1999) o un "animal" (O Bicho, de la Bienal de Venecia, 2001). Más precisamente, los materiales como el azúcar, el curry, pimienta, azafrán y otras especias, y el vidrio, llevan a fuertes connotaciones socio-culturales: el colonialismo, la expoliación o la fragilidad de los sistemas políticos.
Visto en perspectiva, con la reciente historia política de Brasil como el fondo, ciertamente no hay inocencia o azar en las formas y los materiales elegidos por el artista. Y muchas de las obras tienen ciertos elementos formales, tales como los "pies" de las esculturas llenas de azúcar o canela que a la vez están sexualmente cargadas.
Ernesto Neto está anclado firmemente en una rica tradición modernista europea y brasileña. El artista ha destacado la alegría de los surrealistas como Joan Miró, que es sumamente evidente, como es la sensualidad de las líneas de Jean Arp y las formas orgánicas y la suspensión y movilidad de Alexander Calder. Incluso, la elección de los materiales comunes -como nylon y espuma de polietileno- revela la toma de posesión de Neto por un patrimonio claramente modernista.

Las influencias abarcan también los pioneros brasileños como Oscar Niemeyer, uno de los grandes arquitectos modernistas, y más tarde los artistas neo-concretos, Hélio Oiticica y Lygia Clark. Más recientemente, sin embargo, se podría decir que Neto es un neo-modernista en la misma línea como Olafur Eliasson o Tomás Saraceno, cada uno motivado por un insaciable deseo de crear nuevas visiones, experiencias y relatos de nuestro mundo.

Ernesto Neto on artistic inspiration from Astrup Fearnley Museum on Vimeo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada