lunes, 8 de febrero de 2010

Dominó y Canibalismo artístico



Ya comenzó la segunda edición del Proyecto de Arte Contemporáneo de Murcia DOMINÓ CANÍBAL, que promete ser uno de los proyectos curatoriales más interesantes del presente año en España. El curador elegido para el PAC 2010 es el crítico, curador e historiador de arte mexicano Cuauhtémoc Medina, Doctor en Historia y Teoría de Arte por la Universidad de Essex en la Gran Bretaña.
En una línea completamente distinta a la planteada por el anterior curador Nicolás Bourriaud con su exposición Estratos, Medina ha variado el formato de la exposición, concibiendo un solo espacio expositivo donde trabajarán 7 artistas en sucesión por un periodo de 12 meses. En el Convento del Verónicas, edificio barroco del siglo XVIII, cada artista realizará su propio trabajo a partir de la obra ejecutada por el artista anterior. El que inicia el proceso es el norteamericano Jimmie Durham, seguido de Cristina Lucas, Bruce High Quality Foundation, Kendell Geers, Tania Bruguera, Rivane  Neuenschwander y finalizando el belga-mexicano Francis Alÿs.
 La idea del proyecto DOMINÓ CANÍBAL, según el curador, tiene que ver con proponer un contramodelo de festival artístico diferente a las bienales, los museos y las intervenciones site-specific, que asume un cierto territorio hecho de continuidades y discontinuidades prácticas entre artistas y de desplazamientos creativos.
En el texto curatorial Medina explica: “La relación entre el dominó y el canibalismo no es tan gratuita como quizá parece. Por un lado, en el Manifiesto Antropófago de 1928, el poeta brasileño Oswald de Andrade planteó la antropofagia como metáfora de la rebelión contra los mitos de la originalidad e identidad cultural. Al  proclamar que ‘sólo lo ajeno me interesa’, Andrade proyectó la tarea de crear una cultura omnívora, hecha de la continua absorción de lo otro.  El juego de dominó es en sí mismo el producto de una serie de canibalismos sucesivos: se trata de un verdadero objeto transcultural”.
Son llamativas las significaciones que despliega Cuauhtémoc Medina cuando afirma que el juego de dominó, punto de producción transcultural extendidísimo, está basado en los juegos de dados chinos, migrado a Italia, difundido por la colonización ibérica sobre el nuevo mundo, y muy popular en las culturas latinoamericanas. Desde un punto de vista histórico, se refiere a la ruta migratoria del juego que va de Catay al Caribe, pasando por las rutas europeas del capitalismo temprano; es un mapa del proceso histórico que desató al mundo moderno. También, la utilización ideológica del llamado ‘efecto dominó’ alude al peligro de una conmoción global producida por una serie de explosiones en cadena, incontrolables y sucesivas.
 “El efecto dominó hará referencia a la cadena de momentos históricos y argumentales que definen la liga entre colonización, postcolonialismo y globalización capitalista. Tras los debates multiculturales de los años ochenta y noventa y con la globalización artística expandida, se definen los flujos globales y diferencias de integración cultural y económica. Todas esas implicaciones se exploran en la forma de la participación e interacción artística, más que en términos de ninguna directiva temática”.
Respetando la integridad de las intervenciones individuales, el formato sugerido por el curador apuesta por una forma de trabajo en la que cada artista actúa sobre lo ya realizado por el precedente, bien destruyéndolo, apropiándoselo o rehaciéndolo, poniendo en marcha dinámicas propias de una práctica artística colaborativa y resaltando el valor del proceso.
Para conocer más de este proyecto y leer completo el texto del curador da un click aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada