domingo, 28 de febrero de 2010

La Bienal de la Mujer


El pasado jueves 25 de febrero se inauguró en New York la Bienal del Museo Whitney de arte americano, curada esta vez por por Francesco Bonami y Gary Carrión Murayari. Mientras todas las Bienales son siempre afectadas por el momento cultural, político y social, esta exposición, titulada simplemente “2010”, incorpora una sección transversal de la producción artística contemporánea en lugar de centrarse en un tema específico.  En su 75 ª edición y a través de un equilibrio de los medios artísticos empleados por los artistas (fotografía, instalación, pintura, video, performance, escultura, etc), la exposición explora el pasado y el presente del Museo Whitney.
Algo que ha llamado mucho la atención de esta Bienal es que más de la mitad de los artistas seleccionados son mujeres, por lo que ya empiezan a llamarla La Bienal de la Mujer. Esto haría feliz a las aguerridas artistas conocidas como Guerrilla Girls, que 1987 protestaron contra la Bienal denunciando el sexismo y el racismo.
Algunos de los artistas seleccionados son:
Stephanie Sinclair. Muestra a mujeres afganas hospitalizadas por graves quemaduras. Estas mujeres, que estaban siendo atendidos en un rudimentario hospital público en la ciudad de Herat en Afganistán occidental, se prendieron fuego en actos de absoluta desesperación. Algunas de las mujeres compartieron con Sinclair sus historias personales de abuso prolongado de manos de sus maridos o familiares. Las imágenes de Sinclair marcan un cambio en la confianza y la compasión. Al dar su consentimiento para ser fotografiadas estas mujeres muestran una valentía poco común y denuncian la violencia cotidiana contra la mujer, lo que se hace más pernicioso cuanto más se mantiene oculto. En respuesta a la amplia difusión de estas imágenes en los medios de comunicación de todo el mundo una nueva unidad de quemados se creó en Herat.
Pae White. Crea tapices con imágenes fotográficas de papel de aluminio arrugado y columnas de humo. Sin embargo, Sin título, uno de sus tapices de humo más reciente, revela lo que White describe como el sueño del algodón "de convertirse en algo distinto de sí mismo", mediante el contraste de una imagen de algo inmaterial, con la materialidad de la tela. Esta visión de un momento efímero suspendida en el espacio, el despliegue ligero y fugaz de humo monumentalizado en la tradición heroica de los tapices transforma una imagen cotidiana en una evocación de seducción de lo efímero y de la nostalgia.
Curtis Mann. Las fotografías contienen fragmentos de escenas que están parcialmente borradas y oscurecidas. Su proceso comienza por recopilar imágenes de luchas y conflictos internacionales en  sitios como Flickr, las imprime y cubre partes de las fotografías con un barniz protector y derrama lejía en cada uno, quitando zonas no recubiertas con barniz. En Después de que el polvo, la Segunda Vista (Beirut), Mann ha organizado una red de instantáneas de la guerra de 2006 entre Israel y Hezbolá. En conjunto, las imágenes se asemejan a los restos de una explosión. Lo que queda son en su mayoría fragmentos de edificios en lugares que carecen de pistas visuales de fondo, impidiendo una comprensión coherente del contexto más amplio. A través de la destrucción física y la manipulación de estas imágenes, Mann cuestiona la fiabilidad del medio como una herramienta documental y le preocupa la capacidad de la fotografía para transmitir la verdad.
Nina Berman. Las fotografías de Nina Berman documentan los efectos raramente explorados y las duras realidades de la guerra contemporánea. Ella involucra al espectador con imágenes íntimas de las consecuencias de la guerra, que no le han prestado atención en los medios de comunicación de masas. Después de ser gravemente desfigurado en un ataque suicida en Irak, el ex marino sargento Ty Ziegel sufrió cincuenta operaciones reconstructivas. Una cúpula de plástico, con agujeros en las orejas y la nariz, que solía ser, reemplazó a su cráneo destrozado. Sin ningún tipo de ensayo o de dirección, Berman tomó fotografías espontáneas de Ty en las semanas previas al día de su boda. Ty fotografiado de nuevo en 2008 describe las imágenes como "una aceptación de la cultura militar, a pesar del grave costo".
Jessica Jackson Hutchins.  Explora las relaciones entre las personas y los objetos, y la manera cómo se van gestando mutuamente. Para crear esta obra Hutchins coleccionó artículos periodísticos sobre Barack Obama y los pegó en la superficie de un viejo sofá de la época de su infancia. Unas piezas de cerámica, agrupados al azar en el sofá, pueden ser vistas como remplazo de las personas que una vez se sentaron en sus cojines. Sofá por largo tiempo fusiona las vivencias públicas y privadas, creando una sensación de que los grandes acontecimientos mundiales pueden afectar la vida cotidiana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada