lunes, 1 de febrero de 2010

Por el amor de Dios. Damien Hirst

Damien Hirst 
Por el amor de Dios
2007
Platino, diamantes, dientes humanos. 
17.1 x 12.7 x 19.1 cm

Por el amor de Dios, un cráneo humano cubierto por 8.601 diamantes, fue mostrado por primera vez en la galería White Cube de Londres en junio de 2007, con un precio de venta al público de 50 millones de libras esterlinas (99 millones de dólares).
La obra de Hirst es una reproducción en platino a tamaño natural de un cráneo de un europeo del s. XVIII, completamente cubierto por 8.601 diamantes, cuyo peso, según White Cube, es de 1,106.18 quilates (221,24 g). El diamante de la frente vale ocho millones de dólares. La pieza fue fabricada por Bentley & Skinner, conocido joyero de la londinense Bond Street, y se dice que es el encargo de joyería más caro desde las Joyas de la Corona británica.
Damien Hirst dice que su calavera fue inspirada por un cráneo en turquesa azteca que vio de niño en el Museo Británico y que representa “la victoria definitiva sobre la muerte”.
El trabajo es un tradicional Memento Mori, un objeto que se refiere a la fugacidad de la existencia humana. “El cráneo está fuera de este mundo, casi celestial”, escribe el historiador de arte Rudi Fuchs. “Se proclama la victoria sobre la decadencia”. Al mismo tiempo, Fuchs continúa, “que representa la muerte como algo infinitamente más implacable. En comparación con la tristeza lágrimas de una escena de la vanitas, la calavera de diamantes es la gloria de sí mismo.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada