viernes, 9 de abril de 2010

La aventura y el riesgo en el Arte


Hasta el 20 de junio permanecerá abierta al público la 4 ª Trienal de Auckland, Nueva Zelanda, cuyo tema apunta hacia la aventura y el riesgo en el arte actual. El título Last Ride in a Hot Air Balloon sugiere con ánimo provocador que lo aventurero es sintomático de una época de transformación. Por extensión, dirige una pregunta más amplia a la humanidad: ¿cómo podemos utilizar la aventura y qué nivel de riesgo nos permite la existencia? También describe la frecuente atracción romántica a prácticas aventureras en el arte. Del mismo modo, esta metáfora expresa el deseo del artista de habitar en una perspectiva imaginada, mientras lidia con la cotidianidad de la vida y la cultura.
La curadora de la Trienal, Natasha Conland, afirma que la aventura y el riesgo han sido operadores históricos fundamentales para la expansión geográfica y económica de la modernidad. Ambos también son vitales para la exploración de la mente, el cuerpo y la sociedad en general. En el arte de la época moderna estas ideas estaban relacionadas con el descubrimiento, el desarrollo progresivo, el espectáculo y vanguardia.
Hoy, a pesar de las limitaciones conocidas y la recesión económica reciente, la motivación para la exploración aventurera todavía existe. Si bien se reconoce que la aventura y el riesgo representan la libertad, es necesario también considerar la forma de lidiar con un mundo sostenible en la política mundial, en nuestro medio, en nuestras economías y en la producción propia del arte.
El tema de la Trienal nos induce a reflexionar  de manera particular sobre que tanto estamos comprometidos con la aventura y riesgo, mirando a los artistas que generan una experiencia de aventura explorando las condiciones de materiales, soluciones alternativas para la vida, las libertades físicas para el cuerpo y los espacios políticos sin hegemonías ni opresión.
Algunos de los artistas invitados son:
Shilpa Gupta. En Singing Cloud, 4.000 micrófonos acumulados en una masa proteica se ciernen amenazadores contra el espectador, emitiendo cada uno un tema acústico independiente. La aplicación de las tecnologías de nuevos medios en su obra revela el interés sobre cómo los omnipresentes medios de comunicación afectan nuestra comprensión del mundo. Ella ve la tecnología como una extensión del cuerpo, la mente y la experiencia vivida, y cómo debemos  vivir siempre con la conciencia alerta sobre las implicaciones políticas de sus aplicaciones.
Shigeyuki Kihara es una artista multimedia y de performance cuya obra explora la naturaleza cambiante de la identidad. Nacida de padre budista japonés y madre católica de Samoa, y con una diversidad educativa entre Indonesia, Japón y Samoa, Kihara tiene una posición privilegiada para reconocer el carácter fluido y performativo de las identidades étnicas y de género. En su obra Talanoa: Haz lo que dices utiliza un concepto de Samoa, el Talanoa: un proceso de discusión entre las partes para encontrar un terreno común, como base para una serie de actuaciones de colaboración y montajes en vivo de actuaciones públicas interculturales en varios lugares de Australia y Nueva Zelanda.
Bundith Phunsombatlert. La introducción de nuevos medios de comunicación, la escultura y la instalación de elementos en su trabajo permitió que su práctica artística se extendiera más allá de las fronteras tradicionales. El trabajo de Phunsombatlert  graciosamente ironiza sobre las obsesiones de consumo de la creciente población de clase media urbana en Tailandia, pero sus críticas son igualmente aplicables en el ámbito internacional.
Bo Zheng. Investiga los temas de la libertad y la igualdad desde la perspectiva de las minorías sexuales y étnicas. Él desarrolla cada vez más un arte de participación, involucrando los diferentes grupos en el proceso creativo para facilitar el diálogo. El proyecto Karibu Islas, imagina una isla ficticia donde el tiempo se invierte. Para este proyecto, Zheng invitó a los grupos de gays, lesbianas y personas heterosexuales para participar en sesiones de brainstorming sobre el tema  del progreso en un mundo donde las personas nacen ancianas y se hacen progresivamente más jóvenes hasta que terminan volviendo al útero materno. Al invertir el orden de lo normal  y los marcadores de una vida exitosa, Zheng invierte las jerarquías de valor, la crítica a las relaciones personales y también la rápida modernización de China.
Martin Boyce. Presenta una escultura suspendida compuesta por lámparas fluorescentes en forma de una telaraña abarcando la totalidad del espacio del techo. Boyce ha utilizado la telaraña como un símbolo desde hace varios años, una forma que hace referencia a la trama urbana y al mismo tiempo sugiere un orden orgánico, con la capacidad que tienen ambos de crecer y de ampliarse hasta el infinito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada