sábado, 22 de mayo de 2010

Arte a la deriva en el Ártico


El artista holandés Ap Verheggen (La Haya, 1965) ha instalado dos grandes esculturas metálicas sobre un iceberg en Groenlandia para dar cuenta del cambio climático y que la gente pueda vigilar el bloque de hielo mientras se derrite en movimiento a lo largo del Ártico, a través GPS, fotos y vídeo en un sitio de Internet.
Verheggen dijo que construyó el proyecto titulado Dog Sled Riders, para denunciar el impacto de un clima más cálido sobre la tribu Inuit, cuyos integrantes luchan para moverse a lo largo del cada vez más delgado hielo.
"El mar no se congela. La gente ya no puede confiar en la naturaleza", sostuvo Verheggen antes de que las esculturas ondulantes de cinco metros fueran llevadas en helicóptero hasta el iceberg. "Como artista, veo como una especie de misión el hacer ver a la gente lo que está sucediendo allá", explicó.
En Uummannaq, un poblado Inuit de pescadores y cazadores ubicado en una isla del noroeste de Groenlandia, el mar no se congeló lo suficiente durante el invierno boreal para formar el grueso hielo necesario para viajar y cazar con trineos tirados por perros para su provisión de alimentos. En el invierno pasado, por primera vez, la caza no fue posible.
"Vemos que la cantidad de hielo marino está disminuyendo rápidamente", dijo Gert Polet, del grupo de conservación ecológica WWF, que ayudó a patrocinar el proyecto. "Muchos de los ecosistemas y muchos animales dependen del hielo marino para su supervivencia, así como la gente que vive en el Ártico", explicó Polet.
Ap Verheggen dijo que construyó dos esculturas para reflejar la tradición Inuit de siempre llevar un compañero en los viajes rumbo a lo desconocido. "Cuando los inuits viajan a un destino desconocido, siempre van de a dos. Quién sabe a dónde irá este iceberg y cuándo terminará este viaje, por lo pronto son dos".
Este viaje incierto puede seguirse en el sitio Web  www.coolemotion.org.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada